¿Estás seguro de que te cepillas los dientes correctamente?

Introducción

No ponemos en duda que tu técnica de cepillado sea la adecuada, ya que, después de tanto tiempo poniéndola en práctica, ¡seguro que tu sonrisa está en buenas manos! No obstante, algunas veces tendemos a repetir errores de forma inconsciente, especialmente por llevarlos a cabo desde la infancia, y que pueden llegar a ser perjudiciales para el bienestar de los dientes y las encías.

Por eso, como expertos en salud oral en Mataró, queremos enseñarte cómo mantener unas correctas rutinas de higiene oral para que tu sonrisa no sufra a diario. ¿Preparado para unos consejos de higiene oral? ¡Allá van los errores más comunes!

¿Qué errores debes evitar?

Cepillar tus dientes nada más terminar de comer: Es un hábito muy frecuente, ¡pero poco recomendable! Es conveniente dejar un margen de entre 20 y 30 minutos entre la comida y el cepillado, de modo que la propia saliva se encargue de neutralizar el pH para proteger al esmalte de los distintos ácidos.
Amortizar demasiado tiempo el cepillo: Después de los 3 meses de uso, los filamentos del cepillo se deterioran y pierden su eficacia, dejando de eliminar la placa adecuadamente y convirtiéndose en un medio de proliferación de bacterias. ¡Estamos seguros de que no querrás que esté en contacto con tu boca!
Realizar un cepillado brusco: No solo no es necesario, sino que puede ser bastante perjudicial para el bienestar de tus dientes y encías, llegando a provocar retracción gingival, desgaste del esmalte y sensibilidad dental. Por ello, también es importante no escoger un cepillo demasiado duro, sino que es preferible uno de dureza media para evitar la retracción gingival o, incluso, uno suave para denticiones más sensibles.
Cepillarte con movimientos verticales: Aunque es un gesto muy imitado, lo cierto es que es incorrecto. Según la técnica de BASS, recomendada por la OMS, para conseguir eliminar la placa, se deben realizar movimientos circulares y horizontales, colocando el cepillo en un ángulo de 45º. Si repites esta secuencia por todos los dientes, seguro que tu sonrisa estará mucho más limpia.
Limpiar la lengua con las cerdas del cepillo: Sabemos que es un gesto casi impulsivo, pero las cerdas no están pensadas para actuar con la misma eficacia sobre la lengua, además de que podemos llegar a arrastrar las bacterias de los dientes por toda la superficie lingual. Sí que se pueden utilizar cepillos cuya parte trasera esté diseñada para esta función, aunque nosotros siempre recomendamos el uso de raspadores linguales. ¡Se convertirá en tu complemento favorito!
Enjuagarte de forma incorrecta: Lo ideal es realizar un enjuague de 1 minuto que permita que el flúor o la clorhexidina hagan su trabajo, llegando a todos los rincones de la boca. Así mismo y, aunque es común ver este hábito en muchos pacientes, es preferible no enjuagarse con agua tras utilizar el colutorio, ya que así los agentes desinfectantes pueden perder su eficacia.
Por último, no olvides esperar, al menos, 30 minutos para volver a comer algo después de utilizar tu colutorio.
Si cometías alguno de ellos, es el momento perfecto para dejar de hacerlo. ¡Te aseguramos que tu sonrisa te lo agradecerá! Y si tienes alguna duda acerca de tu salud oral en Mataró, contacta con nosotros y te asesoraremos en todo lo que necesites. En Clínica Dental Sorensen, siempre estaremos encantados de ayudarte.

Nuestra Clínica Dental cerca de ti

Lepanto 28, 08301, 
Mataró, Barcelona, España
Abiertos de Lunes a Viernes 
de 09:30 a 13:30 y de 15:30 a 19:30
chevron-right linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram